camp no traduït: title_cap

AMICAL DE MAUTHAUSEN Y OTROS CAMPOS y de todas las víctimas del nazismo en España

Aviso sobre la utilización de cookies
Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros. Si continuas navegando, consideraremos que aceptas la utilización. Más información
Cerrar

Peña Vallespin, Ricard

Peña Vallespin, Ricard

>> DATOS PERSONALES <<

BIOGRAFÍA< atrás

El 21 de enero de 1956 falleció este militante anarcosindicalista originario de Barcelona, ciudad donde nació el 15 de noviembre de 1908. A sus 48 años finalizaba una vida intensa cuya trayectoria había estado condicionada directamente por los especiales acontecimientos políticos en los que se vio inmersa la historia española y europea durante las décadas centrales del pasado siglo. XX.

Desde muy joven, militó en el sindicato de Higiene y Limpieza de la CNT y vinculado a la FAI. También se conoció por la publicación de una docena larga de novelas, la mayor parte de ellas en “La Novela Ideal”, una colección anarquista de relatos cortos que se editó entre 1929 y 1938 en la que se publicaron unos 600 títulos. Estas son algunas de las obras de Ricardo Peña: Llamas de odio (1926), La virgen tonta (1927), El asedio (1929), Cerebro y corazón (1930), La propia obra (1930), ¡Qué salga el autor! (1930), La hechizada (1931), El amo (1932), Índice rojo. Novela histórica (1933), Redención (1933), De la vida que pasa (1934), Tribunal de amor (1934), Cómo se debe amar (1935), Las leyes del mal (1936)

Ricardo Peña asumió responsabilidades orgánicas en las organizaciones anarquistas como lo demuestra el hecho de que en 1930 era miembro del Comité Peninsular de la FAI y dos años más tarde, en 1932,  ocupaba el cargo de tesorero del Comité Nacional de la CNT. Tras el golpe de estado fascista del 18 de julio, Ricardo se alistó como voluntario en el denominado «Batallón Malatesta”, una unidad militar, formada en su mayor parte por anarquistas italianos, que combatió en el frente de Aragón. De sus responsabilidades orgánicas nos da ejemplo su intervención el 29 de noviembre de 1936 en el mitin celebrado en Málaga con la intención de publicitar el acuerdo de la unidad de acción entre la CNT y la UGT.

Con la Retirada, Ricardo se exilió en Francia, estuvo internado en los campos de refugiados y, tras la ocupación alemana, participó activamente en la Resistencia en la Alta Saboya, donde actuó un grupo guerrillero formado íntegramente por exiliados republicanos españoles cuya primera acción se había producido a principios de junio de 1941 y ya estaban plenamente organizados un año más tarde.

Detenido por la Gestapo en diciembre de 1943 fue encarcelado y a principios de 1944 fue trasladado al camp de Compiègne desde donde fue deportado a Buchenwald, en un transporte formado por casi dos mil hombres, la mayor parte ellos de origen francés pero entre los figuraban unos 230 españoles. En Buchenwald Ricardo fue registrado con la matrícula 40651 de donde fue liberado en abril de 1945, aunque con la salud debilitada por hallarse enfermo de  tuberculosis.

Posteriormente se instaló definitivamente en Francia, donde llevó a cabo una ingente labor dentro del movimiento libertario en el exilio, hasta su temprano fallecimiento en una habitación del Hotel des Carmes de Perpinyà.